LA TREGUA - Mario Benedetti


Brillante libro, y una excelente lectura para recordar a un autor que acaba de partir... permítasenos esta vez no decir nada más como señal de despedida... a excepción de citarle un poema:

NO TE SALVES

No te quedes inmóvil al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca.

No te salves
no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer lo párpados
pesados como juicios
no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo.

Pero si
pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el jubilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora
y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios
y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas
entonces
no te quedes conmigo.

3 comentarios:

Nerea dijo...

Se nos ha ido un grande. Pero nos deja un legado que no morira nunca.

Annabel M. Z. dijo...

Este es uno de los poemas que arrancaba aplausos estruendosos entre el público en sus recitales. Pude escucharle en dos o tres ocasiones (estaba vinculado a la Universidad de Alicante) y me queda un recuerdo precioso.

Nerea dijo...

Gracias a todos los que habeis colaborado en hacer un pequeño homenaje a Mario Benedetti, en el arte de la literatura.

Publicar un comentario