Reunion tumultuosa


Esta novela, junto con la siguiente, «Exhibición Impúdica», valió a Tom Sharpe la deportación de Suráfrica, donde llevaba diez años enseñando no se sabe qué. Pero oye, un humor malvado y retorcido, engalanado sólo para zaherir a un régimen político –brutal, sí- del que hace una caricatura mortal pero muy divertida. No desprecia Sharpe añadir muertos y muertos a la trama y retratar a los afrikaaners como retrasados mentales, mestizos, acomplejados ante la elegancia de los surafricanos de origen inglés, ignorantes y snobs.

Es un misterio por qué las autoridades surafricanas esperaron a la segunda novela, “Exhibición impúdica” para devolverlo a Inglaterra, donde se hizo mucho más famoso con sus varias novelas sobre “Wilt”, un profesor muy normal pero muy loco, y con sus críticas al sistema educativo del Reino Unido.

1 comentarios:

Virginia dijo...

No veas con el escritor...sembrando polemica allá donde va.
De todas formas creo que esa polemica la causa para llamar la atencion porque de otra forma sus libros no serian tan conocidos...
Saludos.

Publicar un comentario